domingo, 18 de agosto de 2019


OSCAR MARINÉ (1951) es un referente en el diseño gráfico en España. Ha hecho carteles para películas de Julio Medem, Alex de la Iglesia, Almodovar (“Todo sobre mi madre”); en 1984 lanzó “Madrid me mata” un fanzine de la movida madrileña, ha diseñado portadas de discos, proyectos para varias marcas comerciales. Premio Nacional de Diseño en 2010.

martes, 13 de agosto de 2019


Retrato de Emilie Flöge, óleo de GUSTAV KLIMT

viernes, 9 de agosto de 2019


Notas de cuando lei la novela “Manos sucias” de  Carlos Quílez
En la novela aparece la impunidad de empresarios y gobernantes vendidos al poder, al sexo, al dinero o que están en manos de poderosas mafias.
Andreu García, segundo jefe del grupo de Delitos Económicos y Contra la Corrupción de la División de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra; el comisario Pardina, del Cuerpo Nacioal de Policía; el sargento Vílchez, de la Guardia Civil, la periodista Patricia Bucana - a la que ya conocimos  en las novelas del mismo autor: “La soledad de Patricia” y “Cerdos y Gallinas - y  Else,  ayudante de Patricia y antigua exbecaria del diario, organizan una enorme redada anticorrupción, lo que implica exponer sus vidas y enfrentarse a los poderes fácticos en juego, enredados en una trama que crece al ritmo de una importante investigación policial. Lo que importa es apresar a los malos con las manos en la masa.
La novela retrata la cruda realidad de la corrupción en una España que se parece mucho a la que vemos cada día. Lo inquietante es la similitud  con lo que estamos contemplando en nuestra vida cotidiana: corrupción, blanqueo de dinero, donaciones a partidos, chantaje a miembros de la judicatura, expolio salvaje del país. Ahí aparece el contable del partido de Gobierno, Cérdenas y su enriquecimiento,  los paraísos fiscales, la contabilidad en negro, las concesiones de obras y la contabilidad B del partido.
La novela comienza con un Diputado que denuncia el asalto a su chalet por una banda del albanokosovares, que después de darle una brutal paliza le desvalijan. Este tipo de atracos se repite en urbanizaciones de lujo de Barcelona y Girona. Las declaraciones de los afectados son contradictorias, la investigación irá descubriendo un asunto muy turbio. Una banda  utiliza a menores prostitutos homosexuales para organizar orgias y así tener acceso  a las viviendas de lujo. Y ahí aparece un alcalde que dos veces por semana se homenajea con mariscadas a costa del dinero de los contribuyentes y que posee una casa de verano que según sus cuentas nunca ha pagado.
En algún momento parece que no estás leyendo un libro sino un periódico. ¿Cuánto es cierto y cuánto es novelado?

viernes, 2 de agosto de 2019

Celia Freijeiro, es una productora y gran actriz española de cine, teatro y televisión.

lunes, 29 de julio de 2019



POEMA DE CONCHA MÉNDEZ

“Se desprendió mi sangre…”

Se desprendió mi sangre para formar tu cuerpo.
Se repartió mi alma para formar tu alma.
Y fueron nueve lunas y fue toda una angustia
de días sin reposo y noches desveladas.

Y fue en la hora de verte que te perdí sin verte.
¿De qué color tus ojos, tu cabello, tu sombra?
Mi corazón que es cuna que en secreto te guarda,
porque sabe que fuiste y te llevó en la vida,
te seguirá meciendo hasta el fin de mis horas.

CONCHA MÉNDEZ (1898 – 1986), mujer de la Generación del 27, podía sintentizar la tragedia que supuso la guerra civil y la dictadura, para la cultura española en general y para la cultura española con nombre femenino.
Concha Méndez vivió el exilio en Cuba y en México; fue la esposa de Manuel Altolaguirre hasta que se separaron en 1944; amiga de Luis Cernuda que vivió los últimos diez años de su vida en la casa de Concha Méndez y allí falleció; compañera de Buñuel; amiga de Maruja Malló, de Consuelo Bergés, de Lorca, de Aleixandre, de Juan Ramón Jiménez…
No se reconoció su poesía (Gerardo Diego no la incluyó en su famosa “Antología”) y se tardó en reconocer su trabajo como impresora junto a Altolaguirre.
Fue su nieta que redactó las Memorias que le dictó su abuela en las conversaciones que mantuvieron con ese objetivo y se publicaron en 1990 con el título “Memorias habladas, memorias armadas”. Son Memorias que se unen a las que escribieron María Tresa León, Luisa Carnés, María Lejárraga, María Zambrano, Victoria Kent, Zenobia Camprubí, Carmen de Zulueta, Constancia de la Mora, Isabel Oyarzabal o Rosa Chacel. No conviene olvidar esos nombres.
La poesía de Concha Méndez, fue recogida por su hija en la edición “Poemas 1926 – 1986” con una introducción de James Valender (Poesía Hiperión).

miércoles, 17 de julio de 2019

“El hombre que marcha” obra de 1960 de Alberto Giacometti (1901 – 1966)

lunes, 15 de julio de 2019

ITZIAR ATIENZA, aunque es madrileña, ha desarrollado una buena parte de su carrera como actriz en el País Vasco donde estudió y se formó.

jueves, 11 de julio de 2019


En “Os salvaré la vida” de Joaquín Leguina y Rubén Buren (nieto de Amapola, la hija de Melchor Rodríguez), se recrea la vida de Melchor Rodríguez (1893-1972), un anarcosindicalista histórico y singular, con un papel importante durante la Guerra Civil, aunque poco conocido y poco valorado.
El relato se centra en el palacio de Viana, donde conviven los protagonistas y refugiados de todas las tendencias, entre ellos, la joven comunista Juana, herida en las calles y recogida por Melchor durante las revueltas protagonizadas por cenetistas y socialistas contra los comunistas que siguieron al golpe de Estado del Coronel Casado contra el Gobierno de Negrín en las postrimerías de la guerra civil.
Se narra la vida personal y familiar de Melchor, a través de su hija Amapola. En aquel palacio de Viana, requisado por “Los Libertos”, se dio cobijo a multitud de personas y familias que veían amenazada su vida. El palacete, en la céntrica calle del Duque de Rivas, era propiedad del marqués de Viana, Teobaldo Saavedra, que se encontraba con Alfonso XIII en Roma, y la Duquesa de Peñaranda, su mujer que había conseguido refugiarse en la embajada de Rumania.
Melchor Rodríguez nació en Triana (Sevilla), desempeñó varios oficios y fue hasta novillero creyendo que ahí iba a encontrar fortuna. Las cornadas le apartaron de los ruedos. En Madrid se afilió a la UGT, pero enseguida se afilió al grupo ácrata «Los Libertos», defensores de un humanismo anarquista que les hacía chocar con el comunismo y el modelo soviético. Colaboró en el periódico La Tierra, órgano de los anarcosindicalistas, en Solidaridad Obrera, Campo Libre… y fue encarcelado varias veces. En Madrid se casó con Francisca Muñoz, una antigua bailaora amiga de Pastora Imperio y Melchor trabajó en los mejores garajes porque era cotizado como chapista. En 1934 fue elegido concejal del Ayuntamiento madrileño, y al estallar la guerra civil se mantuvo fiel al Gobierno legítimamente constituido.
En noviembre de 1936 fue nombrado delegado especial de prisiones, cuando el ministro de Justicia, en el gobierno de Francisco Largo Caballero, era el anarquista Juan García Oliver. Melchor contaba con la ayuda de cargos republicanos y de miembros del cuerpo diplomático.
Durante los pocos meses que estuvo en el cargo, Melchor Rodríguez restableció en sus cargos a los funcionarios de prisiones, despidiendo a los milicianos que se habían responsabilizado de la custodia de los detenidos, cesaron las sacas de presos y sólo se cumplieron las sentencias de muerte dictadas por los Tribunales Populares. Facilitó que los presos detenidos pudiesen comunicarse con sus familias. En Madrid había 11.200 reclusos. En algunos sectores de los sublevados fue conocido como el Ángel Rojo, y algunos comunistas le acusaron de quintacolumnista. Se enfrentó a Santiago Carillo, a José Cazorla, a Serrano Poncela, miembros de la Junta de Defensa de Madrid que obedecían las consignas de los asesores soviéticos de limpiar la retaguardia. Consecuencia de todo ello, el gobierno de Largo Caballero terminó disolviendo la Junta de Defensa.
También se enfrentó al pistolerismo de elementos que habían recalado en la FAI y que, carentes de ideología, estaban cerca de la delincuencia común.
El 6 de diciembre de 1936, una multitud de civiles exigía venganza por un bombardeo faccioso en Alcalá de Henares. Las posibles víctimas: 1532 presos de la cárcel de Alcalá. Durante horas, solo y armado con su palabra, Melchor Rodríguez consigue que aquella muchedumbre desista de su propósito. Gracias a su actuación consigue salvar a los 1532 presos. Cesó en su cargo en marzo de 1937.
En marzo de 1939, Melchor fue encargado de coordinar la ayuda a los refugiados libertarios en Francia por el Comité Nacional del Movimiento Libertario.
Al finalizar la guerra se quedó en Madrid, cuyo Ayuntamiento, como último Alcalde republicano, entregó a las tropas que ocuparon la capital. Fue detenido y juzgado. En uno de los consejos de guerra al que fue sometido, el testimonio del general del bando nacional Agustín Muñoz Grandes y miles de firmas de personas a las que había salvado, evitaron que lo condenaran a la pena de muerte. Fue finalmente condenado a 20 años y un día, de los que cumplió cinco en la cárcel.
Cuando salió en libertad provisional en 1944, renunció a trabajos que le ofrecieron personas del Régimen a quienes había salvado la vida en la guerra civil y alternó su trabajo en una compañía de seguros, “La Adriática", con la tarea de conseguir la libertad de diversos presos republicanos. “Si he actuado con humanidad, no ha sido por cristiano, sino por libertario”.
Siguió siendo libertario y militando en la CNT, lo que le valió que entrara en la cárcel en varias ocasiones. Cuando falleció en 1972, su féretro fue cubierto con la bandera rojinegra del movimiento libertario, y los católicos que acudieron rezaron un padrenuestro por el alma del difunto. Alguien entonó “A las barricadas” en el cementerio de San Justo en Madrid. Diego Abad de Santillán, el viejo líder ácrata, autor del libro “Por qué perdimos la guerra”, escribió que «el acto fue conmovedor: un testimonio de honor a la trayectoria de un hombre bueno, generoso y abnegado que mantuvo en alto, hasta el fin, su idea y su conducta humana».
El lema que guio la actuación de Melchor Rodríguez fue: «Se puede morir por las ideas, pero no matar por ellas». Melchor Rodríguez fue una persona que en las difíciles circunstancias que le tocó vivir, siempre tuvo claro que la justicia debe prevalecer sobre los arrebatos de ira y odio.

domingo, 7 de julio de 2019




La Residencia de Estudiantes ha recuperado este año 2019 en tres volúmenes, las memorias VICTORINA DURÁN (1899 – 1993), pintora vanguardista,  figurinista, escenógrafa, crítica de teatro y escritora. En su exilio en Argentina fue directora del Teatro Colón de Buenos Aires. La edición ha corrido a cargo de  Idoia Murga y Carmen Gaitán.
En 1917 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, compartiendo aulas con Rosa Chachel y Matilde Calvo Rodero, con quienes mantendrá una amistad de por vida, y con Salvador Dalí, Gregorio Prieto, Maruja Mallo y Timoteo Pérez Rubio.
Colaboró con Irene López Heredia, Lola Membrives y con Margarita Xirgu y dejó tanto en Madrid como en Buenos Aires, donde vivió exiliada más de 25 años, un abundante trabajo en el escenario, el lienzo y el papel. Expuso en Uruguay, Brasil, Chile, Alemania, Francia,
Participó en la Exposición Internacional de París de 1925, en la sección de Arte e Industrias textiles.
Antes de convertirse en una de las figurinistas y escenógrafas más demandadas de la vida teatral madrileña previa a la guerra, Durán fue una de las fundadoras en 1926 de una asociación clave de la época, el Lyceum Club Femenino, un centro cultural destinado a defender la igualdad y la plena incorporación de la mujer a la educación y al trabajo, que acogería actividades muy diversas, desde el famoso té de la tarde hasta conferencias y exposiciones. Su nombre aparece asociado a una de las compañías de teatro más renovadoras de aquel tiempo, la TEA (Teatro Escuela de Arte) de Cipriano Rivas Cherif, cuñado de Azaña, donde entró en contacto con Margarita Xirgu, luego exiliada también en Argentina.
Victorina Durán Cebrián ganó por oposición la Cátedra de Indumentaria del Conservatorio de Música y Declamación, que estaba vacante por el fallecimiento del pintor Juan Comba.
Con Federico García Lorca tuvo una relación muy corta y marcada por la complicidad de una sexualidad diferente.
Con los datos aportados en sus memorias se puede reconstruir el Círculo Sáfico de Madrid, con su década dorada desde la fundación del Lyceum Club hasta que estalló la guerra civil. Un lugar de encuentro y tertulia donde se reunirían mujeres como Carmen Conde, Irene Polo, Lucía Sánchez Saornil, Elena Fortún, Matilde Ras, Victoria Kent. Mujeres rebeldes, feministas y transgresoras, como Victorina Durán, que se atrevió a vivir abiertamente su lesbianismo en el contexto de una España rancia e intolerante.
La artista regresó a nuestro país en 1963 (había salido en 1937)  comienza a trabajar con Nati Mistral y solicita la pensión que le correspondía como antigua catedrática de Indumentaria del Real Conservatorio de Música y Declamación. Se la concedieron tras mucho litigio, pero era tan escasa que hubo de volver al mundo de la escena y hacia  el final se trasladó a Peñíscola, donde abrió un bar de copas y siguió pintando.
Murió en 1994, y en su epitafio se puede leer: “No sé si habré dejado de amar por haber muerto o habré muerto por haber dejado de amar”.

jueves, 4 de julio de 2019

WENDY MONIZ, actriz estadounidense nacida en 1966

lunes, 1 de julio de 2019

“El río interior”, obra de la artista peruana CECILIA PAREDES, nacida en 1950. 

jueves, 27 de junio de 2019


En septiembre de 1943, todavía en plena Segunda Guerra Mundial, las tropas nazis rescataron a Mussolini, que había sido depuesto y apresado y le colocaron al frente de un gobierno títere al servicio de Hitler.
GINO BARTALI era entonces un gran ciclista, muy popular, católico practicante y miembro de la Resistencia antifascista. Como ciclista ganó tres Giros y dos Tours. El contrapunto de Bartali en el ciclismo italiano fue otro ídolo: Fausto Coppi, joven de izquierdas y agnóstico.
Bartali aprovechaba sus salidas en bicicleta por carreteras de la Toscana para llevar, fotos, dinero y documentos escondidos en su bicicleta, y de esa forma ejercía como enlace de una organización que habían puesto en marcha el Cardenal Elia Dalla Costa y el rabino Nathan Cassuto y que hizo posible salvar a muchos judíos italianos. No es posible conocer cuantos salvaron la vida garcias a los documentos y gestiones que llevó a cabo el ciclista italiano, quizá más de 800.
Tuvieron que pasar algunos años para conocer aquellos hechos.
En 2013, a título póstumo, fue nombrado Justo entre las Naciones por el Yad Vashem, la institución oficial israelí constituida en memoria de las víctimas del Holocausto perpetrado por los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.
Como homenaje a GINO BARTALI, la edición del Giro del año 2018 comenzó en Jerusalén y dos etapas tuvieron su recorrido en Israel.

lunes, 24 de junio de 2019

Me sigue gustando DIANE LANE a quien he visto hace unos días en “Trumbo, la lista negra de Hollywood”, una película de 2015.

jueves, 20 de junio de 2019



Aproveché una visita a Valladolid para ver una exposición de Juan Navarro Baldeweg (nació en Santander en 1939) en el Museo “Patio Herreriano”. Son dos esculturas y 19 cuadros de variedad figurativa, aunque desde una personal organización de los elementos geométricos, avanza hacia la abstracción. Exposición interesante.

domingo, 16 de junio de 2019

FERNAND LEGER (1881 – 1955). Pintor cubista muy personal.

jueves, 13 de junio de 2019


“CRISTO CRUCIFICADO” de BENVENTO CELLINI.
Es una obra realizada en Florencia en 1562 en mármol blanco de Carrara. Fue un regalo de Francisco de Médici en 1576 a Felipe II y hoy forma parte del Patrimonio Nacional en España. Está en la basílica del monasterio de San Lorenzo de El Escorial.
Es una imagen desnuda y siempre ha estado púdicamente cubierta con un paño anudado a la cadera.

viernes, 7 de junio de 2019


Notas después de leer “El orden del día” de Éric Vuillard, premio Goncourt en 2016
El 20 de febrero de 1933 (unos días antes del incendio del Reichstag), en el propio Reichstag tuvo lugar una reunión secreta, (no estaba en el orden del día), en la que veintisiete grandes industriales alemanes —entre ellos los dueños de Opel, Krupp, Siemens, IG Farben, Bayer, Allianz, Telefunken, Agfa y Varta— acordaron donar ingentes cantidades a Hitler para conseguir la estabilidad que él prometía, apoyándole en las inminentes elecciones parlamentarias. Los empresarios se reunieron en el despacho de Göring y, tras escuchar a Hitler, acordaron entregar unas sumas muy importantes de dinero para garantizar la victoria del NSDAP. Gustav Krupp, el célebre empresario del acero, donó entonces un millón de marcos a los nazis.
Fueron algunos de los grandes empresarios que financiaron el ascenso de Hitler al poder y conservaron sus privilegios tras la guerra. Querían creer que así lograrían evitar el ascenso del comunismo y neutralizar a los molestos sindicatos y entrar en una nueva era de prosperidad.
Entre los asistentes, se halla Gustav von Krupp, poderoso gestor del grupo Krupp AG, la compañía que desde hace décadas lidera en Alemania la producción de acero, armamento y maquinaría agrícola pesada. Su fotografía sirve de portada a la novela de Vuillard, mostrando el rostro aristocrático de un hombre que llegó a construir empresas en las cercanías de Auschwitz para utilizar mano de obra esclava. 
Desde aquel año, Hitler ideó una estrategia de cara a la comunidad internacional para anexionarse Austria «pacíficamente»; para ello, mientras se ganaba el apoyo o el silencio de algunos primeros ministros europeos, mantuvo una guerra psicológica con el dictador nacional católico de Austria, el canciller Kurt vonSchuschnigg, que se entrevistará con Hitler en Berghof, intentando preservar la soberanía de Austria, pero su carácter débil naufraga en la impotencia. La invasión será un hecho. Las multitudes aplauden y sonríen, pero en el mes siguiente se suicidan en Austria 1.500 personas: judíos, socialdemócratas, intelectuales.
En “El orden del día” se narran hechos y escenas sobre el ascenso de Hitler al poder, en una lección de literatura, historia y moral política. Una magnífica novela, original, provocadora, muy bien escrita.
El nacionalsocialismo alemán aprovechó la exaltación nacionalista de Herder y Fichte, el panegírico del Estado prusiano de Hegel y la utopía comunitaria de Schelling. Son ideas filosóficas, pero en los años 30 ya habían echado raíces en el inconsciente colectivo. Cuando Hitler anunció a sus generales en 1937 que el Reich alemán debía controlar el corazón de Europa y extenderse hacia el Este, no halló oposición, sino entusiasmo. La doctrina del espacio vital ya no parecía una reivindicación política, sino una exigencia de la razón.
Hitler fue derrotado, pero las empresas que lo financiaron y obtuvieron grandes beneficios con su régimen, apenas respondieron por sus crímenes. Bayer, BMW, Siemens, Agfa, Shell, Telefunken, IG Farben, utilizaban mano de obra procedente de Mauthausen, Dachau y Auschwitz.
El poder económico se adapta a cualquier ideología para no perder su influencia. Hitler perdió la guerra, pero los Krupp siguen ahí, “con los mismos pañuelos de seda en el bolsillo de la chaqueta”, preparados para el próximo asalto. “Nunca se cae dos veces en el mismo abismo -concluye Vuillard- Pero siempre se cae de la misma manera, con una mezcla de ridículo y terror”. 

lunes, 3 de junio de 2019



“Santa Ludgarda”, “El tránsito de San José” y “San Bernardo curando a un tullido”, son tres obras de Goya de 1787 que he visto hace unos días en los retablos de la capilla del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana en Valladolid, fundado en 1596.

martes, 28 de mayo de 2019

AURA GARRIDO, actriz española nacida en 1989. La vi en la serie de TV “El día de mañana”.

domingo, 19 de mayo de 2019


“UNA LECCIÓN OLVIDADA. VIAJES POR LA HISTORIA DE EUROPA” de GUILLERMO ALTARES
En esta obra, desde 20 ángulos históricos, el autor aborda la construcción de Europa, recorriendo esa historia, sus escenarios y sus paisajes, la Europa de las tensiones entre religión y ciencia; la Europa laica y la integrista; la Europa escenario de conflictos, de estúpidos nacionalismos y de guerras fratricidas, incluyendo las guerras étnicas y de religión.
Porque Europa es la de aquellos primeros que pintaron en Altamira y Lascaux, pero es también la de nuestra Guerra Civil; la de la expulsión de los judíos, la de los pogromos, los Guetos y el Holocausto; la de las Cruzadas; la del Papado ejerciendo su poder en la tierra; la Europa de las Catedrales, de la Reforma, la Contrarreforma y la Comuna; el espacio de las grandes expediciones y descubrimientos; la de las grandes Revoluciones, incluida la de los Claveles; la Europa que vivió con mezcla de asombro y miedo la Guerra de los Balcanes; la desintegración de Yugoslavia y el final del mal llamado socialismo real en los países del Este.
El libro de Altares nos acerca a la construcción de la Europa que conocemos; la de los valores que nos han llegado hasta hoy y que nos obliga a reflexionar sobre los riesgos y peligros que amenazan a esos valores.
Nos acerca a muchas ciudades de Europa. A Moscú para recordarnos las grandes purgas estalinistas; a un Berlín dividido y unificado con huellas de su pasado más reciente; al Bucarest de Ceauçescu; a Lisboa; a Ámsterdam donde fue asesinado el cineasta Theo van Gogh, como expresión y referente del odio de los fanáticos a la cultura y los libros; a Estocolmo donde fue asesinado Olof Palme  y nos recuerda que en Roma fue secuestrado y asesinado Aldo Moro.
Hay un capítulo muy recomendable dedicado a Madrid, la que fuera capital del dolor y del mundo durante nuestra guerra civil. Un buen recuerdo a todos los periodistas y escritores que se acercaron a lo que sucedió en Madrid durante aquellos meses; Arturo Barea; Max Aub; Manuel Chaves Nogales; Antony Beevor; Herbert Matthews, corresponsal del The New York Times durante la guerra civil española.
A veces tenemos una memoria débil y frágil y olvidamos con excesiva facilidad los sufrimientos y el dolor que está detrás de lo que hoy consideramos valores civilizatorios.
Soy de esa generación que creía en Europa como referente de libertad, valores y democracia y sigo convencido de que nuestra incorporación a la Unión Europea mejoró nuestras vidas.
Es muy recomendable no olvidar lo que ha costado alcanzar la Europa de los derechos, de las libertades, del bienestar en la que hoy vivimos.
¿Una Europa imperfecta? Sin duda: pero tratemos de corregir los errores y las imperfecciones y no nos empeñemos en destruir el modelo económico, social y cultural de esa Europa imperfecta, pero habitable.
En tiempos del Brexit, en una Europa mestiza y abierta, pero donde vemos que crecen los movimientos xenófobos, racistas y antisemitas; donde escuchamos discursos que conducen a las viejas tesis autoritarias; con Partidos políticos que reciben apoyos cuando niegan validez a la libertad de expresión y a la separación de poderes; con una situación económica y social con nuevas zonas sombrías; en vísperas de unas elecciones al Parlamento Europeo, se nos ofrece este libro, muy bien documentado, muy pensado, de lectura muy recomendable con una mezcla perfecta de crónica periodística y ensayo histórico.

jueves, 16 de mayo de 2019




La pintora ISABEL QUINTANILLA, esposa del escultor Francisco López Hernández, falleció el 24 de octubre de 2017. Tenía 79 años y perteneció al grupo conocido como los “realistas de Madrid”, a los que el Museo Nacional Thyssen – Bornemisza dedicó una antológica en 2016.
Obras: “Cuarto de baño” de 1968; “Homenaje a mi madre” de 1971; “El teléfono” de 1996.

domingo, 12 de mayo de 2019


Notas de cuando leí la novela “El secreto de Vesalio” de Jordi Llobregat.
“Sólo a través del ingenio puede el hombre vivir eternamente”, escribió Andreas Vesalio, 1564 d.C.
Barcelona, mayo de 1888, una Barcelona convulsa y fascinante de finales de siglo XIX. Faltan 24 días para inaugurarse la primera Exposición Universal, cuando aparecen los cuerpos mutilados de varias muchachas que hacen crecer la inseguridad y el miedo en varios barrios de la ciudad.
La historia se sustenta en tres protagonistas principales, aunque hay personajes secundarios muy atractivos literariamente.
Daniel Amat, joven profesor de lenguas clásicas residente en Oxford, recibe la noticia de que su padre, un prestigioso doctor, ha muerto, lo que le obliga a volver a Barcelona después de siete años de ausencia. A partir de ese momento, se verá arrastrado a la persecución de un despiadado asesino mientras se enfrenta a las consecuencias de su propio pasado, cuando unos dolorosos acontecimientos lo obligaron a abandonar Barcelona.
Bernat Fleixa, reportero de sucesos del Correo de Barcelona, cuyo único interés es conseguir una noticia que le haga famoso, y Pau Gilbert, un estudiante de medicina que oculta un secreto, se unirán a Amat en busca de un antiguo manuscrito anatómico que puede cambiar la historia del conocimiento y que resulta ser el principal objetivo del asesino.
Uno de los grandes misterios de la historia se basa en Andrés Vesalio, un médico belga del siglo XVI quien, con sus descubrimientos y tratados de anatomía, contradijo muchos de los supuestos conocimientos sobre el cuerpo humano que se seguían en la medicina desde Galeno. Su obra "De humanis corporatio fabrica", es un estudio de la anatomía humana con grabados realizados por el propio autor y resulta ser uno de los pilares sobre los que gira la trama de la novela.
Una novela bien escrita, de acción e intriga y con una parte histórica muy interesante; con una buena recreación de la Barcelona gótica de finales de siglo, con sus lugares más significativos, sus calles y sus gentes; el momento en que se levanta el monumento a Colón y también la vida de los barrios más bajos, las alcantarillas, las prostitutas y, también el papel de la burguesía y los poderes locales.

jueves, 9 de mayo de 2019

“La madre”, estatuta en mármol de VICTORIO MACHO (1887 – 1966)

lunes, 6 de mayo de 2019


Hace algún tiempo, tuve la oportunidad de presentar en la Librería Gil de Santander “MEJOR LA AUSENCIA” la novela de EDURNE PORTELA.
Conocí a Edurne Portela cuando leí “El eco de los disparos”, un texto que ofrece elementos de análisis y reflexión sobre cómo determinadas expresiones culturales desde la literatura, la fotografía o el cine han abordado el terrorismo de ETA, haciéndolo con un objetivo: ver si la literatura y el cine pueden contribuir a formar una sociedad más cívica, más responsable y más ética.
Edurne Portela, según ella misma nos cuenta, vivió su adolescencia en la cotidianidad de la violencia, asistiendo a conciertos de rock radical en los que se coreaba “gora ETA militarra”, cruzando la frontera francesa para visitar a un familiar amigo de “los barbudos” o viviendo en la ignorancia sobre el sufrimiento de la señora que les vendía anchoas, de la que con el tiempo supo que era viuda de un asesinado.
Cuando volvió la vista hacia aquella realidad, nos dice: “Intenté abordarlo desde un punto de vista académico pero era imposible para mí hacerlo desde esa frialdad. Me di cuenta de que había sido testigo de experiencias que no había elaborado y que formaban parte de mis afectos, de mi ética y de mi forma de entender el mundo”.
Desde que el terrorismo de ETA dejó de matar en 2010, Edurne Portela como muchos entre los que me encuentro, nos preguntamos ¿qué relato va quedar de estos años que ensuciaron la convivencia hasta la sordidez? Con el valor de la palabra y de la razón, hay que derrotar al terrorismo en el relato literario, en el relato cultural, para no blanquear la historia de los asesinos, para no glorificar o santificar a los agresores. El relato que quede no podemos permitir que sea el que construyan los asesinos.
Ha habido demasiadas escuelas de adoctrinamiento, tabernas de odio, demasiadas iglesias y sacristías donde se ha predicado y practicado el odio, familias de odio y con odio, y no conviene pasar página tan rápido como algunos quisieran. Antes, hay que construir un espacio de memoria al que se pueda acudir para conocer y encontrar respuestas, y la ficción, dice Edurne, puede llegar allá donde la historia no puede.
Edurne Portela nos acerca en su novela “Mejor la ausencia” a la historia de una familia vasca en la margen izquierda del Nervión, contada desde la perspectiva casi siempre de Amaia, la hija, y desde su propio drama personal de madurez e inmadurez, de atracción y rechazo de la violencia, desde su estética y su normalidad. Es la historia personal de Amaia en su paso de la infancia a la adolescencia y a la madurez en el seno de una familia cargada de tensiones, de errores, y de silencios.
“Mejor la ausencia” es la crónica de una época y una reflexión sobre las consecuencias de la violencia cotidiana narrada desde los ojos de una niña que se convierte en mujer en un pueblo de la margen izquierda del Nervión durante los años 80 y 90, donde había heroína, paro, degradación medioambiental, pelotas de goma y consignas asesinas, y donde la violencia no era sólo un problema personal.
Es una novela oscura, dura, triste sobre ETA, la kale borroka, sobre los estragos de la heroína, la reconversión industrial, sobre la juventud desarraigada y el paro en los ochenta en el País Vasco.
Un relato sobre las historias convulsas de una familia rota, donde está presente de forma permanente el maltrato y la violencia doméstica, con un padre machista y autoritario, con una madre sometida a la dictadura de su marido y cuatro hijos que responden a su entorno de formas distintas.
Una novela en la que la autora ha optado por un estilo seco y directo, con uso de términos coloquiales, con pocas concesiones al preciosismo o al humor, pero es un estilo muy efectivo en la transmisión de la dureza de las historias que aparecen en la novela.
Una novela cargada de interés literario, histórico o político y por todo ello de lectura muy recomendable.

jueves, 2 de mayo de 2019

Recordando a SYLVIE VARTAN, retrato de 1963 de Jean Marie Périer

lunes, 29 de abril de 2019


ELECCIONES GENERALES 2019

Ayer pensábamos quien ganaría las elecciones y hoy, al conocer los resultados electorales, comenzamos a pensar quién gobernará y, especialmente, cómo lo hará. Alguien ha comenzado a acuñar la frase de los próximos tiempos: Sánchez gobernará una España fragmentada.
Lo electores han dicho quién ha ganado las elecciones y que quieren una legislatura con acuerdos y no con bloqueos inútiles. No hemos construido en España una experiencia de acuerdos básicos en la gobernabilidad del país. Practicamos esa experiencia en la Transición, pero fue algo que no consolidamos.
En una democracia parlamentaria como la nuestra, será Presidente del Gobierno quien más apoyos reciba en el Congreso después del debate de investidura.
La crisis provocada por el secesionismo catalán y los problemas vinculados a la política territorial, no favorecen a la izquierda. Hay mucho votante en el entorno del PSOE que rechaza jugar en este terreno pantanoso, porque, además, el discurso conservador de brocha gorda ha intentado arrinconar al PSOE, tildándole de maniobrar en su beneficio negociando con el nacionalismo y el independentismo, como si nunca nadie hubiera negociado con el nacionalismo catalán o el vasco.
El voto socialdemócrata reaccionó y se movilizó ante la posibilidad de que las derechas sumaran apoyos suficientes en el debate de investidura.
El Partido Popular ya no monopoliza el voto conservador. ¿Cómo se planteará el futuro Casado? ¿Hubiera tenido el mismo resultado electoral Soraya Sáenz de Santamaría?
Reconocer como aceptable el discurso involucionista e histriónico de la extrema derecha, ha dificultado retener el voto conservador en el histórico paraguas del PP como había venido ocurriendo hasta ahora.
Si Podemos fue producto de la crisis económica, la antipolítica patriotera de VOX ha llegado por la crisis constitucional en Cataluña.
Ciudadanos se ha manifestado más nervioso y dubitativo que nunca y mientras intentaba proclamarse liberal y reformista, no tenía problema en fotografiarse con la extrema derecha en la Plaza de Colón y aceptaba sus apoyos para mantener la coalición de gobierno en Andalucía. Sus resultados son buenos, pero no es hegemónico en la derecha, no ha derrotado al PSOE liderado por Pedro Sánchez y Rivera descartó cualquier posibilidad de acuerdo con el PSOE.
Los resultados electorales nos han recordado que el centro político tuvo un papel estratégico en los años del bipartidismo; ganaba las elecciones quien ocupaba el centro político, y hoy, quien ocupe el espacio electoral del centro progresista, liderará la política española en los próximos tiempos.
Y otro recuerdo que nos han traído esos resultados es que no se puede gobernar España sin tener en cuenta el voto nacionalista; siempre ha sido así. Como tampoco se puede gobernar con cesiones inasumibles para una mayoría social.


(Escribí este comentario al finalizar el escrutinio y se publicó hoy 29 de abril en El Diario Montañés)

jueves, 25 de abril de 2019


Me sumo al manifiesto que se presentará el viernes 26 de abril, último día de campaña electoral, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

28 de abril. Tú decides.
Los valores de la dignidad humana están ardiendo en la noche democrática y no hay patrimonio de la humanidad más importante que la propia humanidad. La libertad, la igualdad, la justicia y la bondad son valores imprescindibles para un progreso social que no puede humillarse ante la mentira, el insulto, el racismo, el machismo y la avaricia.
La cultura no es un entretenimiento prescindible. La cultura es educación, imaginación moral, conocimiento, memoria y compromiso ético con la vida. La cultura tiene hoy como mayor enemiga la creación de una realidad virtual destinada a extender las mentiras para manipular las conciencias y provocar sentimientos de odio. La fragmentación de las ilusiones democráticas colectivas es la carta jugada en la actualidad por los poderes económicos salvajes. 
La cultura debe impedir que la indignación provocada por las injusticias sociales se vuelva contra las instituciones democráticas. Sólo la democracia social puede afrontar las verdaderas causas de la pérdida de los derechos sociales, la precariedad laboral, la acumulación de la riqueza en pocas manos y la degradación del planeta.
 Gentes de la literatura, el teatro, el cine, la música, el arte, la danza y el periodismo, trabajadores de la palabra y la imagen, hombres y mujeres de la cultura, queremos pedir que la España real se movilice el próximo 28 de abril contra los odios de las mentiras reaccionarias y llene las urnas de bondad democrática.

sábado, 20 de abril de 2019

La actriz cubana CLAUDIA MONTEAGUDO.

lunes, 15 de abril de 2019

ROSITA MORENO, actriz, bailarina, cantante que había nacido en 1907. En realidad se llamaba Gabriela Viñolas. Con aquel nombre artístico comenzó a trabajar en el teatro de vodevil en Nueva York, actuando también en los escenarios de Barcelona y París. Era bilingüe y ello la permitió trabajar en México y en Estados Unidos durante 30 años. Tabajó con Cary Grant y Carlos Gardel. Nunca abandonó el teatro. Actuó en el cine por última vez en 1949 y su último contrato con el cine fue en 1961 cuando Marlo Brando la contrató como asesora cuando dirigió “El rostro impenetrable”. Falleció en 1993 y nadie recordó su vida y tampoco sus trabajos. 

lunes, 8 de abril de 2019

EL INDEPENDENTISMO RETROCEDE EN QUEBEC
(Publicado en El Diario Montañés el 13.02.19)
Quebec fue el referente del Plan Ibarretxe de 2004 y ha formado parte de las ensoñaciones del soberanismo catalán antes de descubrir Eslovenia. Lo que sucedía en Canadá interesaba en España, porque tenemos un problema complejo de articulación territorial y de lealtad en el marco de nuestras instituciones constitucionales.
En las elecciones de octubre de 2018 en Quebec, el partido Coalition Avenir Québec, con el lema “Un Quebec fuerte dentro de Canadá”, obtenía el 37,4% de los votos y 74 de los 125 escaños de la Asamblea Nacional de Quebec. Terminaba con la hegemonía del Partido Liberal y asestaba un duro golpe al soberanismo. Coalition Avenir Québec es un partido creado en 2011 y liderado por François Legault, ligado anteriormente al soberanista Parti Qubéquois. Legault, un empresario nacionalista contrario a la secesión, intentaba abrir un espacio entre el federalismo del Partido Liberal de Quebec, el soberanismo del Parti Qubéquois y el izquierdismo del Quebec Solidaire.
En esas elecciones de 2018, el Partido Liberal de Quebec, con el 24,8% de los votos obtenía 32 escaños y los soberanistas del Quebec Solidaire y del Parti Qubéquois obtenían un 17% y un 16% de los votos y 10 y 9 escaños. Era el peor resultado del Parti Qubéquois desde su creación en 1968 por René Lévesque, Primer Ministro de Quebec entre 1976 y 1985. El Parti Qubéquois, con la denominación Bloc Qubéquois, obtuvo en 2015 en el Parlamento federal de Otawa 10 escaños, frente a los 50 que tuvo entre 1993 y 2011.
Los analistas destacaron que en esas elecciones desde que el soberanista Parti Qubéquois ganó las elecciones en 1976, el estatuto de Quebec dentro de Canadá no fue el objeto fundamental de la campaña electoral. Otros temas ocuparon el debate: la sanidad, las infraestructuras, el empleo y en un discurso identitario se coló el tema antiinmigración. Coalition Avenir Québec proponía rebajar la cuota de inmigrantes legales que Quebec puede acoger anualmente.
El tema “nacional” se posponía para un futuro no concretizado. El resto de los canadienses se sintieron aliviados con la campaña y con los resultados electorales. Las políticas descentralizadoras de Otawa y el apoyo a la cultura francófonas (el 80% de la población de Quebec es francófona) han hecho disminuir el apoyo a la secesión.
Quedaban atrás las tensiones de los dos referendos de 1980 y 1995, que generaron una crisis constitucional en Canadá. La pregunta es si se ha cerrado en Canadá el ciclo de inestabilidad constitucional iniciado en los sesenta del pasado siglo con la llamada “revolución tranquila de Quebec”, cuando un potente desarrollo económico y cultural propició un nacionalismo de corte progresista y modernizador. Ante esa pregunta hay que ser cautos, porque los secesionistas Quebec Solidaire y el Parti Qubéquois, aglutinan algo más del 30% del electorado y  Coalition Avenir Québec suma el 37% y su lealtad federal mantiene algunas ambigüedades.
Canadá y España son países diferentes por su proceso formativo como Estados,  por su dimensión geográfica, porque en Canadá coexisten dos lenguas que son idiomas de uso internacional, mientras en España hay una lengua oficial de carácter internacional que convive con otras tres en ámbitos geográficos concretos. La composición demográfica es muy diferente en ambos países, y en España hemos debido digerir, no sin dificultades, una guerra civil y una larga dictadura, algo que no ha perturbado a los canadienses. Ampos países son democracias consolidadas con un problema territorial en comunidades que mantienen impulsos secesionistas.
En ambos Estados no es posible aplicar el Derecho Internacional y la doctrina de la autodeterminación, porque ni Quebec, ni Cataluña, ni el País Vasco son colonias de Canadá y España y tampoco son territorios donde exista una grave vulneración de derechos y libertades.
Hay una cierta similitud en el sistema de partidos políticos. Los conservadores, que en las últimas elecciones federales en Canadá fueron el 2º partido más votado con el 32% de los votos y 99 escaños, tienen una escasa presencia en Quebec, como le ocurre al Partido Popular español en Cataluña; mientras que el Partido Liberal de Canadá al que pertenece el primer ministro Justin Trudeau y que ganó las últimas elecciones federales, tiene en Quebec un partido federado, el Partido Liberal de Quebec, con una fórmula similar a la del PSOE y el PSC en España.
En 1996 se solicitó a la Corte Suprema de Canadá un dictamen sobre las condiciones para celebrar un posible referéndum de independencia. El dictamen concluyó que Quebec no tiene un derecho a la secesión, aunque pueda entablar negociaciones con la Federación para separarse después de celebrar un referéndum con un pregunta clara y con exigencias de porcentajes altos en la participación y los resultados. Las negociaciones no deben concluir necesariamente con la secesión. En las consultas unilaterales y no vinculantes de 1980 y 1995 no existió una pregunta clara y el resultado fue favorable a que Quebec se mantuviera en el Estado Federal de Canadá. La doctrina de la Corte Suprema de Canadá se plasmó en la Ley de Claridad de 2000, que no nació para facilitar referendos sino para dificultarlos y explicitar el largo y complejo proceso de la hipótesis de una ruptura pactada. Resulta raro aceptar que se celebre un referéndum para autoproclamarse extranjeros y renunciar al principio republicano de la indivisibilidad territorial. 

jueves, 4 de abril de 2019


Notas después de leer la novela “EN EL UMBRAL DE LA MUERTE”, de EDUARD PASCUAL
En esta novela se trata de resolver el caso del “estrangulador del Boockcrossing”, un asesino en serie en Figueres, una intriga que sacará de sus casillas al sargento de los Mossos d'Esquadra Pep Flores, que deberá enfrentarse al juego que le propone el misterioso asesino ayudado por un no menos enigmático estudiante de informática, Daniel Oliu, que se ve involucrado en el caso y que enseñará a Flores lo que es el Boockcrossing, sin olvidar el papel que juega quien ha sido su esposa Lola Vico y la relación de tensión permanente con su rival en el Cuerpo, Santiago Casanovas.
Uno de los alicientes de la novela es el uso de los libros de Manuel Vázquez Montalbán protagonizados por Pepe Carvalho, que sirven al asesino para dejar pistas sobre  sus próximos crímenes.
El sargento Flores tiene que lidiar con la resolución de este caso, pero también con su ex mujer, que está dispuesta a dejarlo en la calle. Con estos ingredientes, por ejemplo con lo que siente por la cabo Sonia Mora y con los recuerdos de un antiguo compañero y amigo muerto no hace mucho tiempo, deja muchas puertas abiertas para otras novelas del mismo autor
Al personaje lo vemos agresivo con su superior y con su ex, faltón con Daniel, tierno con Sonia, amigable con quienes le son más cercanos y se siente arropado por la mayoría de sus subordinados que ven en él a un excelente profesional.
Nos muestra cómo funciona el cuerpo de Mossos d'Esquadra perfectamente, gracias al profundo conocimiento del autor.
Novela entretenida, escrita muy correctamente y con una intriga que solo se resuelve al final.