viernes, 23 de agosto de 2019


“El beso” escultura de 1881 de Auguste Rodin que falleció el 17 de noviembre de 1917.
Con su revolución expresionista, acercándose a una visión más subjetiva de la realidad, rompía con el academicismo del XIX, lo que en su momento le valió más de una crítica negativa.

domingo, 18 de agosto de 2019


OSCAR MARINÉ (1951) es un referente en el diseño gráfico en España. Ha hecho carteles para películas de Julio Medem, Alex de la Iglesia, Almodovar (“Todo sobre mi madre”); en 1984 lanzó “Madrid me mata” un fanzine de la movida madrileña, ha diseñado portadas de discos, proyectos para varias marcas comerciales. Premio Nacional de Diseño en 2010.

martes, 13 de agosto de 2019


Retrato de Emilie Flöge, óleo de GUSTAV KLIMT

viernes, 9 de agosto de 2019


Notas de cuando lei la novela “Manos sucias” de  Carlos Quílez
En la novela aparece la impunidad de empresarios y gobernantes vendidos al poder, al sexo, al dinero o que están en manos de poderosas mafias.
Andreu García, segundo jefe del grupo de Delitos Económicos y Contra la Corrupción de la División de Investigación Criminal de los Mossos d’Esquadra; el comisario Pardina, del Cuerpo Nacioal de Policía; el sargento Vílchez, de la Guardia Civil, la periodista Patricia Bucana - a la que ya conocimos  en las novelas del mismo autor: “La soledad de Patricia” y “Cerdos y Gallinas - y  Else,  ayudante de Patricia y antigua exbecaria del diario, organizan una enorme redada anticorrupción, lo que implica exponer sus vidas y enfrentarse a los poderes fácticos en juego, enredados en una trama que crece al ritmo de una importante investigación policial. Lo que importa es apresar a los malos con las manos en la masa.
La novela retrata la cruda realidad de la corrupción en una España que se parece mucho a la que vemos cada día. Lo inquietante es la similitud  con lo que estamos contemplando en nuestra vida cotidiana: corrupción, blanqueo de dinero, donaciones a partidos, chantaje a miembros de la judicatura, expolio salvaje del país. Ahí aparece el contable del partido de Gobierno, Cérdenas y su enriquecimiento,  los paraísos fiscales, la contabilidad en negro, las concesiones de obras y la contabilidad B del partido.
La novela comienza con un Diputado que denuncia el asalto a su chalet por una banda del albanokosovares, que después de darle una brutal paliza le desvalijan. Este tipo de atracos se repite en urbanizaciones de lujo de Barcelona y Girona. Las declaraciones de los afectados son contradictorias, la investigación irá descubriendo un asunto muy turbio. Una banda  utiliza a menores prostitutos homosexuales para organizar orgias y así tener acceso  a las viviendas de lujo. Y ahí aparece un alcalde que dos veces por semana se homenajea con mariscadas a costa del dinero de los contribuyentes y que posee una casa de verano que según sus cuentas nunca ha pagado.
En algún momento parece que no estás leyendo un libro sino un periódico. ¿Cuánto es cierto y cuánto es novelado?

viernes, 2 de agosto de 2019

Celia Freijeiro, es una productora y gran actriz española de cine, teatro y televisión.

lunes, 29 de julio de 2019



POEMA DE CONCHA MÉNDEZ

“Se desprendió mi sangre…”

Se desprendió mi sangre para formar tu cuerpo.
Se repartió mi alma para formar tu alma.
Y fueron nueve lunas y fue toda una angustia
de días sin reposo y noches desveladas.

Y fue en la hora de verte que te perdí sin verte.
¿De qué color tus ojos, tu cabello, tu sombra?
Mi corazón que es cuna que en secreto te guarda,
porque sabe que fuiste y te llevó en la vida,
te seguirá meciendo hasta el fin de mis horas.

CONCHA MÉNDEZ (1898 – 1986), mujer de la Generación del 27, podía sintentizar la tragedia que supuso la guerra civil y la dictadura, para la cultura española en general y para la cultura española con nombre femenino.
Concha Méndez vivió el exilio en Cuba y en México; fue la esposa de Manuel Altolaguirre hasta que se separaron en 1944; amiga de Luis Cernuda que vivió los últimos diez años de su vida en la casa de Concha Méndez y allí falleció; compañera de Buñuel; amiga de Maruja Malló, de Consuelo Bergés, de Lorca, de Aleixandre, de Juan Ramón Jiménez…
No se reconoció su poesía (Gerardo Diego no la incluyó en su famosa “Antología”) y se tardó en reconocer su trabajo como impresora junto a Altolaguirre.
Fue su nieta que redactó las Memorias que le dictó su abuela en las conversaciones que mantuvieron con ese objetivo y se publicaron en 1990 con el título “Memorias habladas, memorias armadas”. Son Memorias que se unen a las que escribieron María Tresa León, Luisa Carnés, María Lejárraga, María Zambrano, Victoria Kent, Zenobia Camprubí, Carmen de Zulueta, Constancia de la Mora, Isabel Oyarzabal o Rosa Chacel. No conviene olvidar esos nombres.
La poesía de Concha Méndez, fue recogida por su hija en la edición “Poemas 1926 – 1986” con una introducción de James Valender (Poesía Hiperión).

miércoles, 17 de julio de 2019

“El hombre que marcha” obra de 1960 de Alberto Giacometti (1901 – 1966)