lunes, 11 de diciembre de 2017

Soy aficionado a leer novelas del ámbito del thriller policiaco. A veces leo novelas de autores nuevos que se acercan a ese género, aunque sea consciente de que son novelas, en ocasiones, de escaso interés literario. He leído “Muerte en el rompeolas” de Juan Antonio Pérez Foncea.

Un conocido empresario donostiarra, de forma insospechada, se ve inmerso en una peligrosa trama de amenazas y coacciones. Algunos años antes, el cadáver de su antiguo socio, Ramón Aguirre, había aparecido despeñado al pie de un acantilado cerca de San Sebastián. Aguirre había dejado una carta póstuma, en la que señalaba a una peligrosa organización criminal que llevaba tiempo acusándole. El empresario, de apellido Zorrozúa, encomendará el caso a Víctor Fosch, un prestigioso criminalista con despacho en Madrid, que deberá evitar que la autodenominada "La Loba" acabe con la vida del empresario y de su familia. El abogado y sus colaboradores desentrañarán todo lo que hay detrás de esas amenazas.

jueves, 7 de diciembre de 2017

“Tentativa de lo imposible” obra de René Magritte (1898 – 1967)

domingo, 3 de diciembre de 2017

Marlene Dietrich en New York en 1948, fotografiada por IRVING PEEN (1917 – 2009)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

“Esta es tu vida” la novela de Jose Sanclemente, nos lleva hasta una historia que se desarrolla en un pequeño pueblo en las costas de Barcelona, Alella. El pueblo está conmocionado. Una mujer aparece brutalmente asesinada en el campanario de la iglesia del pueblo después de haber sido torturada, justo el mismo día que se iban a inaugurar las nuevas campanas. El párroco, que descubre el cadáver, ha creído ver al mismo diablo merodeando por la iglesia momentos después del crimen.
La victima es Lucia y es una de las concursantes de un reality show llamado “Esta es tu vida”, el programa de televisión más visto de todo el país. En el cadáver se aprecian varias heridas pero las mortales han sido tres en un costado. Sus ojos están extrañamente vacíos.
El inspector de policía Julián Ortega será quien se haga cargo de llevar adelante esta investigación y con el paso del tiempo se dará cuenta que el asesino utilizo un ritual bastante antiguo, el mismo que se usó cuando se asesinó a Santa Lucia de Siracusa.
Leire Castelló, periodista que trabaja en los servicios informativos de la cadena de televisión que emite “Esta es tu vida”, se ve obligada por sus jefes a participar en un programa sensacionalista especial que trata el caso, lo que le da acceso directo a la historia. Los directivos de televisión deciden aprovechar esa muerte para mezclar a los periodistas de los servicios informativos de la cadena con los de la productora de “Esta es tu vida”. Todo vale para conseguir la máxima audiencia.
Es la tercera novela del autor protagonizada por el inspector de policía Julián Ortega y la periodista Leire Castelló. Las anteriores fueron “Tienes que contarlo” y “No es lo que parece”.
Estamos ante asesinato planificado en cuyo origen se entrecruzan una orden religiosa creada por una persona acusada de una larga serie de abusos a menores y una multinacional productora de semillas que ha ido empobreciendo a miles de agricultores para hacerse con el monopolio del mercado.
En la novela aparecen el sensacionalismo televisivo, la crisis del periodismo, la pederastia y los escándalos en la Iglesia católica o los oscuros negocios de poderosas empresas multinacionales que comercializan transgénicos.
La novela nos recuerda una de las historias más vergonzosas de la Iglesia católica, la del pederasta Marcial Maciel fundador de un entramado  de miserias e  intereses, y la de los muchos curas que han seguido sus pasos y que han sido ocultados, escondidos, pero no castigados.

Una novela que se lee bien, entretenida, con una trama creíble, con la tensión necesaria y con preguntas interesantes.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Dibujo de Octavio Paz por José Moreno Villa
Octavio Paz tiene 22 años en 1936 y a solo dos meses del golpe franquista escribió el poema “No pasarán” como muestra de apoyo a la República española. El poema, que ocupaba seis páginas, se publicó en septiembre de 1936 en la Editorial Simbad. Del folleto se editaron 3.500 ejemplares.
Estos son algunos versos de aquel poema.

No pasarán.
Amigos, camaradas,
Que no roce la muerte otros labios,
Que otros árboles dulces no se sequen,
Que otros tiernos labios no se apaguen,
Que no pasen, hermanos.

Como pájaros ciegos, prisioneros, 
como temblantes alas detenidas 
o cánticos sujetos, 
suben amargamente 
hasta la luz aguda de los ojos 
y el desgarrado gesto de la boca, 
los latidos febriles de la sangre, 
petrificada ya, e irrevocable: 
No pasarán. 

Detened a la muerte.
A esos muros siniestros, sanguinarios,
oponed otros muros;
reconquistad la vida detenida,
el correr de los ríos paralizados,
el crecer de los campos prisioneros,

reconquistad a España de la muerte.

jueves, 23 de noviembre de 2017

MARIONA RIBAS, actriz española que ha participado en numerosas series de TV y en alguna película.

lunes, 20 de noviembre de 2017

ELADIO BEGEGA (1928 – 2017) vivió en un pueblo del Concejo de Laviana en Asturias, donde trabajó de zapatero y allí, de forma autodidacta, retrató el mundo rural en el que vivía. Al fallecer dejó 50.000 fotos reveladas y medio millón de negativos

jueves, 16 de noviembre de 2017

“En caída libre” de Rosa Ribas
Un accidente fortuito en el aeropuerto en el que muere una mujer de la limpieza al caer desde la escalerilla de un avión, pone en alerta a la policía de Fráncfort, el mayor aeropuerto de carga del mundo y uno de los más transitados de Europa y todo parece indicar que se trata de un asunto de drogas. La comisaria Cornelia Weber-Tejedor, de padre alemán, Horst Weber, y madre gallega, Celsa Tejedor, que emigró a Alemania en 1962, a la que conocemos de novelas anteriores de Rosa Ribas (“Entre dos aguas”, “Con anuncio”), se ofrece voluntaria para infiltrarse entre los empleados de la limpieza que trabajan en ese aeropuerto por donde cada mes circulan más de cinco millones de personas e investigar este asunto.
Trabajará de incógnito y tendrá que adoptar una nueva personalidad, cambiar de residencia y cortar el contacto con su entorno habitual.
Cornelia, pasa por un momento personal delicado, se ha separado “provisionalmente” de su marido y ha empezado una relación complicada con su colega Leopold Müller.
La Comisaria es creativa, intuitiva y racional en su trabajo, capaz de observar un caso desde múltiples perspectivas. Dirige su equipo con competencia y serenidad.
Simultáneamente, sus compañeros Reiner Fischer y Leopold Müller investigan la extraña muerte de un cirujano que donó su cuerpo a la Facultad de Anatomía. Un asesinato de venganza por un hecho del pasado.
La autora vuelva a traernos ese trasfondo de la vida de los emigrantes españoles que tuvieron que marcharse de España para encontrar un trabajo digno y que quedan atrapados entre su identidad española y la realidad alemana.

Como en sus novelas anteriores, ésta me ha parecido bien narrada, entretenida y ágil, con protagonistas de carne y hueso. 

lunes, 13 de noviembre de 2017

Fotografía de Marilyn de Philippe Halsman para la portada de la revista Life.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ, óleo de Joaquín Sorolla de 1926, propiedad de The Hispanic Society of America en Nueva York.

 


Nada me importa vivir
con tal de que tú suspires,
(por tu imposible yo,
tú por mi imposible)

Nada me importa morir
si tú te mantienes libre
(por tu imposible yo,
tú por mi imposible)

domingo, 5 de noviembre de 2017

RICARDO MARTÍN, nacido en 1882, conocido como el retratista oficial de San Sebastián desde que comenzó en 1915 hasta que falleció en 1936.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Dolores Redondo en 2013 publicaba El guardián invisibledonde había que detener  a un asesino en serie que se encargaba de matar a jóvenes adolescentes de manera ritual, abandonando sus cadáveres a orillas del río. Unos meses más tarde de ese 2013 se publica “Legado en los huesos”, donde la misma protagonista, la inspectora de la Policía Foral de Navarra, Amaia Salazar, deberá enfrentarse al “tarttalo”, un ser mitológico vasco, representado aquí por un siniestro personaje en una terrorífica trama, pero a quien Amaia y su equipo, conseguirán dar caza, una Amaia que ha sido madre y que se enfrenta a sus propios fantasmas.
En 2014 se publica “Ofrenda a la tormentadonde Amaia Salazar con sus traumas personales y familiares y su equipo, se enfrentarán a las muertes de bebés, una serie de sucesos que han asolado al valle de Baztán.
DOLORES REDONDO, deja a un lado, de forma temporal al Valle de Baztan, a sus personajes, a la inspectora de la Policía Foral de Navarra, Amaia Salazar, a su familia, a sus compañeros, el inspector Fermín Montes o el subinspector Jonan Etxaide, al juez Markina.
En 2016, Dolores Redondo, gana el Premio Planeta con su novela “Todo esto te daré”.
Manuel, autor madrileño de novelas de éxito, recibe la noticia de que su marido, Álvaro, ha muerto en un accidente de automóvil en Galicia, un lugar donde no debería estar o donde, al menos, Manuel no sospechaba que Álvaro podía estar. De inmediato, se traslada al escenario de la Ribeira Sacra para averiguar qué es lo que ha pasado. Manuel se verá obligado a navegar entre el amor por quien fue su marido y la angustia de haber compartido los años con alguien del que no conoce una parte sustancial de su vida. Siente  el tormento de haber vivido de espaldas a la realidad, porque alguien se ha encargado de blindar su mundo de escritor. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez.
Manuel deberá buscar la verdad y contará para ello con Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, y con Andrés Nogueira un teniente de la guardia civil jubilado recientemente. Los tres deberán reconstruir la vida secreta de alguien a quien creían conocer bien. El trabajo de estos tres hombres sin ninguna afinidad inicial, se desarrollará con el rechazo de su poderosa y compleja familia política, los Muñiz de Dávila y en un escenario donde abundan creencias y costumbres que no siempre responden a la lógica.
Empezará así la búsqueda de la verdad, en un lugar de fuertes creencias y arraigadas costumbres en el que la lógica nunca termina de atar todos los cabos.
El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira esgrime contra la familia de Álvaro y la sospecha de que ésa no es la primera muerte de su entorno, que se ha enmascarado como accidental.

 “Todo esto te daré” es una novela donde la autora combina misterio con un estilo más intimista, consiguiendo una historia envolvente que atrapa y engancha. 

sábado, 28 de octubre de 2017

Me ha gustado este dibujo de RAQUEL, que he visto que ilustraba un artículo de Jordi Ibañez publicado en El País el 14.08.17

miércoles, 25 de octubre de 2017

BLANCA SUAREZ. Pueden ser los ojos más hermosos del actual cine español.

domingo, 22 de octubre de 2017

“Memoria del miedo” de Andrew Graham-Yooll
Durante la terrorífica década de los setenta, Andrew Graham-Yooll trabajó como redactor en el "Buenos Aires Herald". A su alrededor, amigos y conocidos iban «desapareciendo», secuestrados o asesinados por guerrilleros o bandas paramilitares. Graham-Yooll continuó recabando información sobre esa terrible realidad y las actividades de terroristas, rebeldes y estatales; asistió a ruedas de prensa clandestinas; ayudó a padres, esposas y hermanos a seguir el rastro de sus familiares desaparecidos; e incluso tomó el té con un torturador que no se avergonzó de sus escalofriantes confesiones. Años después recogería sus recuerdos de esa época y les daría forma de libro.
“Con este libro sólo pretendía mantener viva la memoria del miedo; mantenerla para no repetirla”, escribió su autor.
“Memoria del miedo” aporta una nueva perspectiva para entender los hechos acaecidos en Argentina entre 1973 y 1976: a través de las vivencias de un periodista comprometido; asistiremos a los actos de violencia de guerrilleros y paramilitares que sumieron a la sociedad argentina en el terror. El recuerdo horrorizado de Graham-Yooll se dirige a aquella sociedad en la que la violencia política parecía normal y cotidiana, y en la que muchos de sus líderes políticos no tenían el más mínimo reparo en recurrir a ella para conseguir sus objetivos.
 “Su relato de los años de guerra entre montoneros y militares es espeluznante”, comentó Félix de Azua cuando se publicó el libro.
El libro incluye el testimonio que Graham-Yooll tuvo que prestar en la causa que se siguió en Buenos Aires en 1985 contra el líder de los Montoneros Mario Eduardo Firmenich por el secuestro de los empresarios Jorge y Juan Born. Relata la rueda de prensa de liberación de los hermanos Born que habían sido secuestrados por Montoneros en 1975, y que fueron liberados después de pagar un rescate equivalente a un tercio del presupuesto argentino de defensa de aquella época.
El capítulo, "Tomando té con el torturador", inspiró a Harold Pinter (Premio Nobel de Literatura) su obra One for the Road (“La penúltima copa”).
Graham Greene escribió (cuando el libro se editó en inglés, como “Portrait of an exile” (“Retrato de un exiliado”), en 1981): “Todos hemos conocido momentos de terror, pero nunca he leído un libro que transmita de tal forma lo que es vivir en un estado de terror permanente. Escrito por un periodista que ejerció como tal en la época de los generales en Argentina.”
Como Arcadi Espada señala en el prólogo: "sorprende amargamente que nunca fuera editado en España, máxime sabiendo hasta qué punto la tragedia argentina fue también, por tantos motivos, una tragedia de los españoles". En España se editó en 1986.
Poco después del golpe de estado del general Videla, en 1976, Jorge Luis Borges, Ernesto Sábato, Horacio Ratti y el padre Leonardo Castellani, sacerdote, poeta y novelista, fueron a comer con el presidente, a invitación de éste, en la Casa de Gobierno de Buenos Aires. Borges salió de la reunión diciendo que estaba convencido de que aquél era un Gobierno de caballeros. Naturalmente, el hombre, esencialmente ingenuo en materias políticas, empezó a recibir aterradores relatos acerca de lo que realmente ocurría a su alrededor.
En “Memoria del miedo”, escribe  Horacio Vázquez-Rial, “Graham-Yooll cuenta muchas cosas, casi todas las que ocurrieron en la década del 70 en la Argentina. No mediante el inventario, que en alguna medida está hecho, sino mediante la memoria personal, que es la única forma posible de comunicar el horror. Una memoria personal que, por arte del gran periodismo, parece ficción”. “La memoria se deteriora con el paso de los años, y por eso algunos hombres, de modo obligado los grandes periodistas como Graham-Yooll, escriben lo que consideran digno de ser recordado por las generaciones futuras. Pero el olvido es una decisión, en la mayoría de los casos irrevocable”, escribe en otro momento Horacio Vázquez-Rial .
El relato de Graham-Yooll deja constancia de un hecho incontestable: que la dictadura empezó mucho antes de la toma formal del poder por Videla en 1976, y la sociedad se fue pudriendo lentamente.

Un libro impresionante, que no conocía hasta que lo descubrí hace unos meses y que leí con interés y emoción.

jueves, 19 de octubre de 2017

El 19 de octubre se celebra el Día Internacional contra el Cáncer de Mama. El lazo rosa se ha convertido en el símbolo mundial en la lucha de esta enfermedad.

Asociación para la Ayuda a las Mujeres con Cáncer de Mama

(AMUCCAM)

martes, 17 de octubre de 2017

(juan Marsé y jaime gil de biedma en Nava de la Asuncion)

CARTA DE MARSÉ A GIL DE BIEDMA SOBRE LA CRISIS CATALANA
‘Otoño del 59, verano del 66’

Noche triste de octubre. En el corazón del conflicto catalán las redes se hicieron eco de un impresionante poema, Noche triste de octubre, que Jaime Gil de Biedma dedicó a su amigo Juan Marsé en 1959. Alertado por EL PAÍS, Marsé, uno de los grandes escritores españoles vivos, que ha mostrado públicamente su espanto ante lo que ocurre, volvió a ese poema emocionante y le responde al poeta que fue de las personas que más quiso en la vida.
El País 13 OCT 2017

Querido Jaime. Me dicen que circula por la red tu poema Noche triste de octubre, 1959, publicado en Moralidades en 1966. Recordarás una conversación que mantuvimos acerca de algunas imágenes del poema, en la época que lo escribías, sobre todo esa tarde lluviosa que me leíste un primer esbozo. Me dijiste que me lo ibas a dedicar si conseguías terminarlo. Octubre siempre ha sido para mí un mes de malos augurios y resonancias dramáticas, y no puedes imaginarte hasta qué punto este octubre de 2017 ha superado tan nefastas aprensiones. Los problemas no son los mismos, el país ya no es el mismo, pero las cosas siguen viniendo mal dadas.
Quiero recordar ahora el día que, con un vaso de ginebra en la mano, en tu sótano (“más negro que mi reputación, que ya es decir”, dejaste escrito) de la calle Muntaner, me leíste los versos del último bloque del poema:

Por todo el litoral de Cataluña llueve
con verdadera crueldad, con humo y nubes bajas,
ennegreciendo muros,
goteando fábricas, filtrándose
en los talleres mal iluminados.
Y el agua arrastra hacia la mar semillas
incipientes, mezcladas en el barro,
árboles, zapatos cojos, utensilios
abandonados y revuelto todo
con las primeras Letras protestadas.

Eran otros tiempos, otras lamentaciones. Quiero que sepas que este octubre no llueve en el litoral de Cataluña, al menos no lo ha hecho hasta el día 10 en que te escribo esto (sufrimos una larga sequía, no solo política) no hay humos ni nubes bajas ennegreciendo muros, no en el sentido de derrota anímica y miseria moral que tú veías en el paisaje urbano de entonces, en la desdichada ciudad gris de entonces, sumida en la humillación y el agravio, porque hoy vivimos en una democracia, en un Estado de derecho, pero aun así, todo y haber recuperado al fin las libertades y la autonomía, ya sabes que la cabra tira al monte, así que, si bien en este mes de octubre de 2017

(…) no adelantaron
las lluvias, y el Gobierno
sigue reunido en consejo de ministros,
no se sabe si estudia a estas horas
el subsidio de paro o el derecho al despido,
o si sencillamente, aislado en un océano,
se limita a esperar que la tormenta pase
y llegue el día, el día en que, por fin,
las cosas dejen de venir mal dadas (...).

El caso es que las cosas, si bien estamos ya muy lejos de aquella dictadura, siguen viniendo mal dadas. Ahora vivimos un esperpéntico conflicto de identidades, de himnos y banderas y discursos papanatas que amenazan con amargarnos la existencia por mucho tiempo. Déjame decirlo a mi manera, lejos de cualquier pretensión lírica, para lo que tú sabes que no he sido dotado: estoy hasta el mismísimo gorro de esa gentuza que nos gobierna, los de aquí y los de allá.
Déjame recordar el arranque de tu “Apología y petición”, donde va esa terrible pregunta transmutada en poesía que me sigue estremeciendo:

¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

Siempre me costó aceptarlo. Pero más allá de todo pesimismo, ahora confío en que prevalecerá el Estado de derecho. La Constitución que nos dimos en 1978 puede que sea mejorable, pero ahora es ya la mejor de nuestra historia. Y estoy seguro de que tú piensas lo mismo. Mientras, Cataluña (no tu Cataluña, sino la Cataluña tontarrona y chapucera que pretenden imponer Puigdemont y Junqueras) sigue haciendo día tras día un ridículo descomunal y sin precedentes ante el mundo que nos contempla asombrado.
En fin, Jaime, veamos, ¿qué tal otra copa? Ahí afuera, de momento, solo hay acuerdo en el desacuerdo, pero seguro que vendrán tiempos mejores.

NOCHE TRISTE DE OCTUBRE, 1959
A Juan Marsé
(Publicado en “Moralidades” en 1966)

Definitivamente
parece confirmarse que este invierno
que viene, será duro.
Adelantaron
las lluvias, y el Gobierno,
reunido en consejo de ministros,
no se sabe si estudia a estas horas
el subsidio de paro
o el derecho al despido,
o si sencillamente, aislado en un océano,
se limita a esperar que la tormenta pase
y llegue el día, el día en que, por fin,
las cosas dejen de venir mal dadas.

En la noche de octubre,
mientras leo entre líneas el periódico,
me he parado a escuchar el latido
del silencio en mi cuarto, las conversaciones
de los vecinos acostándose,
todos esos rumores
que recobran de pronto una vida
y un significado propio, misterioso.

Y he pensado en los miles de seres humanos,
hombres y mujeres que en este mismo instante,
con el primer escalofrío,
han vuelto a preguntarse por sus preocupaciones,
por su fatiga anticipada,
por su ansiedad para este invierno.

Mientras que afuera llueve.
Por todo el litoral de Cataluña llueve
con verdadera crueldad, con humo y nubes bajas,
ennegreciendo muros,
goteando fábricas, filtrándose
en los talleres mal iluminados.
Y el agua arrastra hacia la mar semillas
incipientes, mezcladas en el barro,
árboles, zapatos cojos, utensilios
abandonados y revuelto todo
con las primeras Letras protestadas.


lunes, 16 de octubre de 2017

ÚRSULA CORBERÓ, una actriz española sin duda muy atractiva, habitual de series de TV y actriz en algunas películas como “Perdiendo el norte”.

viernes, 13 de octubre de 2017

Esto no es la Provenza en Francia, sino un paisaje de Brihuega en Guadalajara

domingo, 8 de octubre de 2017

“El Talmud de Viena; Algo más que un sueño”, novela de GONZALO HERNÁNDEZ GUARCH
El texto nos lleva  a la historia de la Europa Central del siglo XX, a la ciudad de Viena y a una saga familiar judía que persigue un sueño: alcanzar la Tierra Prometida. Esther, hija de una familia de orígenes judíos, nace el mismo día en que se firma el Tratado de Versalles, que pone fin a la Primera Guerra Mundial. Las peculiares circunstancias de su nacimiento provocan que disfrute de la triple nacionalidad, austríaca, norteamericana y francesa. Su madres es Selma, traductora del primer ministro griego, participante en la cumbre de Versalles y su padre, el doctor Paul Dukas es un inteligente y excéntrico psiquiatra, que mantiene una relación con Eva Gessner. Obsesionado con su ascenso personal y profesional, y convertido por conveniencia al cristianismo, descubrirá muy pronto que el pasado judío de un hombre no se perdona fácilmente.
Los padres de Selma son David y Raquel, eran judíos practicantes, se consideraban austríacos, pero seguían manteniendo sus principios como integrantes de la comunidad judía de Viena. David era doctor en filosofía e investigador de la cultura hebrea en Europa y su mayor tesoro era un ejemplar del Talmud Babli, editado en Viena en el año 1830 y a él acudía cuando tenía cualquier duda. Contenía la filosofía que había impartido a su familia.
Esther Dukas, así como la de la familia de los Goldman o la de los mellizos Gessner, ven el auge del partido nazi. Unos verán ahí un instrumento idóneo para medrar socialmente. Ese es el hilo conductor de esta novela que muestra los avatares del pueblo judío en un periodo crucial del siglo XX: desde los años veinte cuando el ascenso al poder de Adolf Hitler y el posterior conflicto que asoló Europa. Una etapa de cambios políticos y sociales durante la cual los protagonistas de esta saga familiar aman, odian, ríen, lloran y mueren. Y todo en el horizonte de un sueño: alcanzar Eretz Israel, la mítica tierra prometida.
El autor se vale de mosaico gigantesco  en el que se dan cita las pasiones más intensas con el telón de fondo de una era convulsa y dramática, una trama donde comparecen numerosos personajes reales, como Sigmund Freud, Thomas Mann, Albert Einstein o el propio Führer nazi.
La historia de la novela transcurre desde el periodo que va desde la firma del Tratado de Versalles hasta 1948, fecha de la fundación del Estado de Israel.
Para ayudar al lector a conocer en todo momento a cada uno de los actores, el autor añade al final los nombres de todos los que aparecen, los reales, los personajes famosos de la Europa de la época, y los ficticios.
Al final, el autor hace que algunas de las mujeres que siguen vivas en 1961 decidan aunar sus apuntes, datos y diarios escritos a lo largo de sus vidas y realizar con ellos un libro.

No faltan alusiones a algunos de los horrorosos episodios de la guerra, tanto dentro como fuera del ámbito de la familia, sin faltar el de enviar a las cámaras de gas a un niño por tener autismo e hiperactividad. 

jueves, 5 de octubre de 2017

Sharon Stone, Anjelica Huston y Diane Lane, fotografía de Annie Leibovitz en 2006.

lunes, 2 de octubre de 2017

HOY YA ES 2 DE OCTUBRE

(Artículo que he publicado hoy en El Diario Montañés)                                                          
El llamado referéndum en Cataluña ha sido una inmensa estafa y una clamorosa pérdida de tiempo que deja demasiadas grietas. Sin papeletas oficiales, sin sobres, sin urnas homologadas, sin locales, sin censo conocido, sin junta electoral, sin datos fiables, sin recuento verificable, ¿de qué consulta estamos hablando?
Me gustaría que a partir de hoy lo que importe en Cataluña sea la sanidad, el empleo, la educación, las infraestructuras, el funcionamiento de la justicia, la seguridad ciudadana. La cuestión social o el debate sobre la regeneración democrática, han pasado a un segundo plano en Cataluña. Lo que ha interesado ha sido esto del procés, sin importar la quiebra social y la ruptura de la convivencia.
Quisiera pensar que nadie que sepa leer y escribir, acepte que se pueda proclamar unilateralmente la existencia de un nuevo Estado, después de esta farsa organizada por el gobierno del Sr. Puigdemont y las organizaciones políticas que le apoyan en el Parlament y con la complicidad directa del carlismo de Podemos, de la irresponsable Sra. Colau… Se insulta a Serrat y a Marsé y se aplaude al terrorista Otegi y a la xenófoba Forcadell.
Todo esto del 1 de octubre no es un proceso de izquierdas. Si alguien antepone los derechos territoriales a los derechos de las personas, si se renuncia a la articulación de la democracia representativa mediante las leyes que dan sustento a un Estado de derecho, no se está ante un proceso de izquierdas, más bien todo lo contrario. Las ideas no residen en los territorios, sino en las personas. ¿Primarán las emociones sobre la razón, la insurrección sobre la legalidad?
Se ha llegado a considerar normal que la policía autónoma no defienda los derechos de todos los ciudadanos; que no se cumplan decisiones judiciales; que se utilice a padres y a niños; que se rompa la convivencia colectiva; que se desprecie la democracia y la legalidad. Este es el discurso de la Generalitat que se ha extendido a una parte no menor de la sociedad catalana. La Generalitat y sus apoyos han logrado lo que buscaban: la sinrazón en la calle, un escenario en bucle donde se imponga la razón populista.
El día 2 coincidirán en el colegio el hijo del independentista y el hijo del no independentista y ambos coincidirán en el parque del barrio.

Para afrontar un problema de Estado, que mañana se convoquen elecciones autonómicas y simultáneamente se comience a trabajar desde la política propositiva para desatascar la situación.

jueves, 28 de septiembre de 2017

MÓNICA BELLUCCI espléndida después de cumplir los cincuenta.

Premio Donostia de este año por el conjunto de su carrera cinematográfica. 

domingo, 24 de septiembre de 2017


Hace unos días estuve en Bilabo y aproveché para ver esta exposición en el Bellas Artes. Borja Hermoso resumía muy bien el sentido y contenido de esta exposición en un artículo que publicaba en El País el pasado 27 de julio. Una gran exposición.
Alicia Koplowitz: el feminismo es todo un arte
La empresaria exhibe por vez primera en España su fabulosa colección privada, expuesta en el Bellas Artes de Bilbao
Bilbao 27 JUL 2017
El desembarco de la colección privada de Alicia Koplowitz en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, gracias a la habilidad de su director, Miguel Zugaza, sirve para disfrutar de un paseo asombroso por la historia del arte en 90 piezas (desde la cabeza de una reina griega del siglo III antes de Cristo hasta una enorme tela de Anselm Kiefer de 2014). Pero también sirve como base de reflexión sobre dos asuntos bien interesantes. Uno es la relación entre el arte y el dinero. El otro, los inusitados formatos en que puede llegar a manifestarse el puñetazo feminista.
Para engarzar esas dos conversaciones sirve de perfecta bisagra esta empresaria y filántropa nacida en Madrid en 1952. Sí: la excopropietaria del gigante del ladrillo FCC (Fomento de Construcciones y Contratas) y actual líder de Omega Capital, el exitoso fondo de inversión que fundó en 1998 tras dejar a su hermana Esther y abandonar FCC, reúne una triple condición. Multimillonaria (2.328 millones de euros de patrimonio neto según la Lista Forbes 2017), amante y compradora de arte (dueña de una de las colecciones privadas más importantes del mundo). Y, a nada que uno contemple con un poco de atención esta exposición de Bilbao, feminista en activo.
Alicia Koplowitz ha traído a Bilbao 90 obras, casi el doble de las que llevó al museo Jacquemart- André de París en lo que supuso —hasta hace apenas tres semanas— la primera exhibición pública de su colección. Y una parte importante, por no decir la inmensa mayoría, de este conjunto tiene al universo femenino como principio y fin del discurso expositivo. No se trata aquí de una mera acumulación de pinturas y esculturas con la mujer como tema. Se trata de que, en la selección de obras que podrá verse en Bilbao desde el 28 de julio hasta el 23 de octubre, comisariada por Almudena Ros, lo femenino es lo poderoso y, más allá de eso, lo dominante, y no solo en número.
Igual dan las majas y las celestinas de Goya que las vírgenes vestidas de gitanas de Luis de Morales. Las afroditas de la época helenística que las dafnes de Julio González. Las pelirrojas de Modigliani que las féminas poéticas y terribles de Schiele. La manaza enorme y poderosa de Cabeza y mano de mujer, un picasso de echarse a temblar. La dignidad vertical de las mujeres desnudas de Giacometti. Y la impronta aristocrática de esas duquesas y esas condesas deliciosamente anacrónicas (como la de Haro, un goya que Koplowitz hizo volver del exilio). O la Mari de Antonio López, un óleo sobre tabla de 1961. O la atormentada lectora de Toulouse-Lautrec, o las bañistas de Gauguin (Mujeres a la orilla del río, adquirida en subasta por 10 millones de euros). O, definitivamente, ese Hércules enhebrando una aguja a los pies de Ónfala (otra vez Goya). Incluso el Hombre clásico, de Willem de Kooning, o el triple autorretrato de Francis Bacon aparecen como deconstruidos y desmejorados en la sala donde se exponen...
A tenor de lo seleccionado por su propietaria para el Bellas Artes de Bilbao, la mujer es la que manda. Consecuencia lógica, por otra parte, de la propia realidad empresarial protagonizada por la interesada, que preside fundaciones, compra arte desde hace 30 años y se sentó y se sienta en sucesivos consejos de administración, desmintiendo así la triste realidad del flagrante ninguneo femenino en la cúpula de las empresas españolas a manos de tanto triunfante macho alfa con corbata.
 “Esta exposición es el resultado de emociones, pasiones y recuerdos inolvidables que han formado parte y siguen formando parte de mi vida”, sostiene en un texto del catálogo Alicia Koplowitz, que no quiso comparecer ante los medios de comunicación para defender a sus mujeres y a sus diosas, pero que sí estará el jueves en la inauguración de la exposición.

El otro tema de reflexión a que da pie la exposición es la relación entre el dinero y el arte, relación en la que han tomado parte por igual papas, reyes, nobles y mecenas de toda ley. La cuestión podría resumirse así: una multimillonaria (Koplowitz) y una corporación (Omega Capital) deciden gastarse gran parte de su dinero en comprar arte y ahora deciden enseñarlo. Otra corporación a la que tampoco le va tan mal a fin de mes, como es Petronor, decide hacer posible que la hasta hace poco invisible colección Koplowitz se instale en Bilbao, patrocinando la muestra (con un presupuesto de en torno a 400.000 euros). A todo ello se suma la astucia y la rapidez innatas de Miguel Zugaza. Tras dejar en diciembre la dirección del Prado, Zugaza volvió a coger las riendas del Museo de Bellas Artes de Bilbao, que ya había dirigido entre 1996 y 2001. En las reuniones del Patronato del Prado solía coincidir con Koplowitz. Cuando supo que su colección iba a ser expuesta en París, le escribió un mensaje: “Qué envidia, Alicia”. Ahora el tesoro de la empresaria aterriza en Bilbao. Para tres meses y en versión megamix

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Toda mi solidaridad con el pueblo mexicano

domingo, 17 de septiembre de 2017

“Calle de París en un día de lluvia”, obra de Gustave Caillebotte de 1877.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

 “Carlos el Temerario portando el Toisón de Oro”, óleo de 1460 de Rogier van der Weyden (1399 – 1464), pintor primitivo flamenco.

viernes, 8 de septiembre de 2017

“Cuando leas esta carta”, novela de Vicente Gramaje
Resumen: Víctor, médico, ha colgado temporalmente el estetoscopio y la bata y, al menos por un año, ha decidido dejar su consulta. Necesita asumir la muerte de su esposa y superar la crisis que le ha ocasionado esa muerte, pero también recuperar la fe en la medicina y la confianza en sí mismo. Parte de viaje por el norte de Marruecos, donde asiste al hallazgo de una antigua fosa común llena de restos de soldados españoles masacrados en el Desastre de Annual, en 1921. Víctor encuentra algo que se lleva consigo como inofensivo recuerdo: una botella lacrada en cuyo interior hay una carta con una dirección, que un tal capitán Gimeno, ante la certeza de su muerte, escribió a quien se supone era su mujer o su novia. Sin haberla leído, Víctor siente que debe hacer todo lo que esté en sus manos para entregar esta carta. Comienza su aventura siguiendo el rastro de vidas desconocidas, con la ayuda de un amigo detective privado y principalmente de Claudia, capitán del ejército destinada en Melilla, la mujer que pueda enseñarle el camino de regreso del dolor y recomponer su vida.
La narración alterna el momento actual y la época correspondiente a la Guerra del Rif en 1921: el Desastre de Annual y el asedio y posterior matanza de Monte Arruit. Una masacre que fue imposible silenciarla a la opinión pública, aunque no hubiese finalmente responsabilidades políticas.
Una novela de prosa sencilla y amena, que en muchas páginas se centra más en los pensamientos y sentimientos de los soldados ante el momento y las circunstancias que les han tocado vivir.

Lógicamente hay referencias a El Expediente Picasso, informe de todo lo que pasó en aquel nefasto episodio de nuestra historia. Hay, también, en la novela un honesto homenaje a la memoria de los que murieron o desaparecieron por la ineptitud de los que los enviaron a la muerte.