jueves, 18 de agosto de 2011

En la noche del 13 de agosto de 1961 comenzó la construcción del Muro de Berlín. Han pasado 50 años desde aquella noche en que se cerraron los pasos fronterizos y se prohibió el paso desde el Berlín Oriental al otro lado de la ciudad.
Fueron 162 kilómetros los afectados por aquella decisión de Walter Ulbricht cuyo objetivo era cerrar Berlín y evitar que ciudadanos berlineses del este pasaran, sin demasiadas dificultades, a la Alemania Occidental. No podía ser que se alcanzara la libertad con tanta facilidad. Se cortaron calles, se clausuraron comunicaciones, se tapiaron ventanas de casas, se rompieron relaciones afectivas y familiares y se puso de manifiesto de lo que era capaz un régimen comunista.
En septiembre de 1989 comenzó a desmoronarse el Muro empujado por los ciudadanos del Este.
Estuve en Berlín en aquellas fechas. El Muro se mantenía en pie, pero con demasiado resquebrajado ya. En el pasaporte aun conservo el sello de la RDA. Berlín Este me pareció una ciudad desolada y triste. Unos días antes de aquel viaje había tenido ocasión de escuchar al Canciller Willy Brandt, alcalde de Berlín cuando se comenzó a construir el muro. Después comenzó el proceso de la reunificación alemana. Pero esa ya es otra historia.

2 comentarios:

adelaida dijo...

El otro día leí un artículo , precisamente sobre la conmemoración del 50 aniversario del muro de Berlín, y lo que más me quedó grabado fué el resquebrajamiento de las familias y de los lazos familiares, como tú bien dices en tu post.

Sotogrande dijo...

Yo estuve el Berlin una semana después que salieran las famosas imágenes, suscribo todo lo que dices, pasar por el check point Charlie era como hacer un viaje en el tiempo, recuerdo muy bien las caras de la gente del este mirando los escaparates de Berlin oeste, en los mercados regalaban los plátanos, y todo era una fiesta.
No sé como estaran el Líbia cuando por fin caiga otra dictadura comunista.
Qué mundo!!