viernes, 28 de enero de 2011

Me ha gustado y hasta me ha impresionado leer “EL CASO MORO” de LEONARDO SCIASCIA (1921-1989), libro relativamente breve editado por Tusquets en diciembre de 2010.
Aldo Moro, Presidente de Democracia Cristiana en Italia, fue secuestrado por las Brigadas Rojas el 16 de marzo de 1978. En el acto del secuestro fueron asesinados cinco miembros de la escolta. Era el día en que Andreotti presentaría en el Parlamento al nuevo gobierno apoyado por los comunistas. Aldo Moro había sido uno de los artífices de ese pacto, que plasmaba el llamado “compromiso histórico” defendido por los comunistas.
El 9 de mayo de 1978 se encontraba el cadáver de Aldo Moro en el maletero de un coche.
Comentando las cartas hechas públicas hasta hoy, que Moro envió a dirigentes políticos, a la prensa y a su familia estando secuestrado, el autor reconstruye los pensamientos y los hechos de este terrible acontecimiento de la historia italiana.
Durante aquel secuestro, se pusieron de manifiesto diferentes posturas. Los socialistas de Craxi sostenían la necesidad de abrir alguna negociación con los terroristas con limitaciones a las posibles cesiones, mientras que los democristianos y comunistas mantuvieron una posición de firmeza al defender la total intransigencia ante los terroristas de las Brigadas Rojas, posición conocida como de “solidaridad nacional”, aunque esa postura condenara a Aldo Moro.
El político secuestrado pidió y solicitó de forma angustiosa en sus cartas la negociación, lo que llevó a personalidades y conocidos políticos italianos a expresar públicamente que no reconocían al Aldo Moro de aquellas cartas.

8 comentarios:

Sotogrande dijo...

Uy, poco texto para algo tan complejo si no dices las cosas por su nombre: Una pandilla de enfermos comunistas secuestran y asesinan a un pobre hombre con la ayuda inestimable de politicos comunistas igualmente enfermos.

Con este tono sí se puede ser breve.
Tengo entendido que fué el principio de fin de las BR.

Escéptico dijo...

Sotogrande: es un texto breve porque son 186 páginas. Es un libro muy interesante. Fue el principio del fin de las Brigadas Rojas y de algunas otras cosas más en Italia.

adelaida dijo...

Hace tiempo, leí un articulo sobre éste caso , al cuál llamaban uno de los casos más sucios de Italia en cuanto a tramas,y en el que pudieran estar implicados la CIA e incluso el mismísimo Vaticano.¿¿ Hablan en ese libro de ese entramado político??

un beso

Sotogrande dijo...

Atajo de comunistas, unidos con los cato-comunistas, enfermos de delirios, que pretenden imponer su intransigente visión por la fuerza.
Ya sé que no puedes resumir más pero es que cuando me ponen delante estos grupillos revolucionarios como las BR, ETA o FARC no puedo evitar embestir.
Craxi queria negociar? Mírale, qué prácticos son los mafiosos!!

Escéptico dijo...

Adelaida: si es cierto que se habló de muchas tramas, pero todas ellas bastante inconsistente. Hubo errores de la policía.
Sotogrande: todo ocurrió en Italia en un momento histórico y político muy concreto.
Moro, en su secuestro, fue consciente de que toda negativa a una posible negociación sin concesiones graves era su condena definitiva,

Rukaegos dijo...

Sotogrande ... ¿en aquella Italia -y casi te diría que en ésta- quiénes no eran mafiosos?

Comunistas y Democratacristianos intentando aparentar firmeza frente al terrorismo para apuntalar su propio beneficio (algo que podría sonar también cercano) y en este caso de camino eliminar a un rival incómodo o a un compañero de partido todavía más incómodo.

Al fin y al cabo, el PSI de Craxi apostaba por la vida de Aldo Moro, que lo mismo tenía algún valor a tener en cuenta.

Escéptico, me había olvidado de la existencia de este libro de Sciascia, que no he leído. Gracias por recordarlo y por recomendarlo: lo añado a la lista de "pendientes".

Escéptico dijo...

El libro, Rukaegos, es de publicación muy reciente y, aunque a mi no me gusta recomendar libros, me atrevo a hacerlo con este.

Rukaegos dijo...

Leído queda, gracias Jesús.