sábado, 8 de julio de 2017

En 1943, Jackson Pollock (1912 – 1956) recibió de Peggy Guggenheim el encargo de crear una obra para decorar la entrada de su apartamento en Nueva York. Fue Piet Mondrian quien sugirió su nombre a Peggy Guggenheim. Este Mural de Jackson Pollock está considerado como uno de los iconos más importantes del expresionismo abstracto norteamericano. Esta obra de seis metros de ancho por dos de altura era la expresión de la revolución del arte en la posguerra y de cómo el discurso de la modernidad pasó de París a Nueva York.

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Un placer
fue
el
haberte
hallado

jcabezon dijo...

Gracias por acercarte a estos "barrios"