domingo, 27 de febrero de 2011

En su momento leí la primera novela de MERCEDES CASTRO “Y PUNTO”, con la policía Clara como protagonista, una mujer desenvuelta que debe vivir en un mundo policial de hombres. Me pareció una buena novela. Ahora he leído su novela “MANTIS”, donde Teresa la protagonista nunca dice tacos y siempre viste de marcas.
Su nueva novela es la historia de una especie de mujer fatal que trata de huir de su destino, un texto lleno de ironía, de suspense. Teresa es una cocinera de éxito, una chef muy mediática, “una pijaza guapa” dice la autora, que vive en un caserón misterioso y que carga con un pasado duro y con una madre poco dada a los afectos. La maldad del personaje está en su pasado y ella que lo recibió lo está ahora devolviendo con un aire no exento de venganza. La autora nos irá suministrando ese pasado de Teresa en pequeñas dosis.
Teresa, una mujer relativamente joven, mata a los hombres: un consejero delegado de una editorial, un librero, un artista, un joven que se cruza en su vida…amantes que desaparecen sin dejar rastro.
Teresa Sinde, dueña del restaurante “Barbantesa”, oculta secretos en sus fogones donde prepara platos efímeros que despiertan pasiones, sabores imposibles de identificar, misteriosos como su vida, rebosantes de ingenio, de enigmas y de ingredientes que nadie sabe descifrar.
Me ha gustado la novela y tiendo a pensar que Mercedes Castro se puede consolidar como una magnífica escritora.

2 comentarios:

adelaida dijo...

Con toda la experiencia de lector de novela negra que tienes, te podrías convertir en un buen escritor de ése género. ¿¿Por qué no lo intentas ??

Escéptico dijo...

Gracias Adelaida, pero mi interés ahora es escribir de otras cosas. Esta novela que comento no es novela negra, aunque lo parezca.