martes, 13 de abril de 2010



Han pasado 50 años desde aquel 4 de enero de 1960 cuando murió ALBERT CAMUS, Premio Nóbel de Literatura. Tenía 46 años cuando se estrechó el coche del autor de “El extranjero”, “La peste” y “El primer hombre”.
Actuó en consecuencia con lo que creía: que un intelectual tiene el deber de participar e intervenir en los grandes temas de su época.
Algunos discutieron su posición ante la guerra de Argelia. Había nacido en Argelia y pronuncio y escribió aquella frase: “Ninguna causa, aunque sea inocente y justa, me separará jamás de mi madre, que es la causa más importante que conozco en el mundo”.
Su amigo el filósofo francés Jean Daniel, escribía hace unos días: “Nuestro mundo necesita más que nunca la disciplina de la lucidez, la abominación de lo absoluto, el cultivo de la duda y el heroísmo del comedimiento que caracterizaron al autor de “El primer hombre”. Albert Camus, dice Jean Daniel, “definió un comportamiento y una actitud en vez de un credo”.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta su frase: "Ma patrie, c'est la langue française".
Saludos,

Alberto

adelaida dijo...

A mi me gusta ésta:

«Vieillir, c'est passer de la passion à la compassion.»

un beso

Anónimo dijo...

Oui, mais c'est quand même un peu triste, n'est-ce pas? Otro pa ti.
Alberto.

adelaida dijo...

Ben oui c´est quand même un peu triste comme tu dis, mais il fau dire que c´est la réalité de la vie !!

un bisous pour toi aussi.

Elvira dijo...

Yo también traigo una frase, pero traducida: "Si el hombre fracasa al conciliar la justicia y la libertad, entonces fracasa en todo." Albert Camus

Esceptico dijo...

Me gustan y se agradecen las frases, Anónimo, Adelaida.
Buena frase, Elvira.